Panadería "Erick"

 "Mi familia ha notado mi transformación. Gracias a Centromype yo me siento empresario y tengo visión de cómo evolucionar"

Erick Alejandro Pérez Salinas. 27 años. Inició su proyecto con Centromype el 14 de agosto de 2014

La necesidad de tener un empleo propio en el cual uno pueda esforzarse para tener mejores ingreso fue mi principal razón para empezar  ingresar al programa de emprendedor. Yo tenía mucho tiempo de trabajar en la panadería haciendo y distribuyendo pan,  pero solo era empleado, un vendedor ambulante que no veía mis ingresos, pasaba todo el día vendiendo y esforzándome mucho pero no me superaba, el dinero no me alcanzaba me vi en la necesidad de tener más ingresos, es así, como me dirigí a Centromype para que me asesoraran para iniciar mi propia empresa.

 

“Ser una persona responsable en todo, inclusive cuando solo vendía lo de otros, ha sido una base que me ha ayudado a iniciar mi negocio con pie derecho. Tuve  dificultades al comienzo, como todo inicio, pero ahora ya me estabilice y estoy bien. Yo me he consolidé como empresario y debo cuidar mi negocio a costa de todo, porque tener mi propia panadería me ha cambiado la vida, sentirme propietario, sentir que ya tengo mis ingresos propios, es otra cosa”.

“Mi  familia ha notado mi transformación, mis padres no me ayudan económicamente, pero sí se han involucrado en el negocio,  me han dado el  local donde tengo la panadería,  mi madre me ayuda a lavar las latas y mis  dos hermanas, que son mis empleadas, ya logramos sacar los salarios para todos.  Ahora   me siento orgulloso, ellas han aprendido de mí a hacer el pan y eso me permite poder visitar más clientes, buscar más rutas donde pueda vender el pan”  asegura Erick.

Erick buscó ayuda en Centromype, ya tenía el conocimiento del oficio que necesitaba, pero no tenía el equipo, ni materia prima, ni tampoco el conocimiento de cómo llevar una empresa, mucho menos cómo administrarla. Luego de las capacitaciones y la inducción de emprendedor,  recibió capital semilla para comprar los cilindros, báscula, materia prima, clavijeros y el horno.

Las capacitaciones de panadería, llevar plan de negocios, como llevar control de costos, eso lo he aprendido en Centromype, yo me pongo a comparar como administra mi ex jefe su panadería, y reflexiono que él llevaba el negocio a ciegas, no tenía control  de nada y yo sí lo llevo, soy conocedor de mis gastos y de mis ingresos. Posiblemente  el perdía y no se ha dado cuenta todavía.

Otro cambio que he tenido gracias a Centromype  es en mi es  forma de trabajar, yo me siento empresario, tengo visión de cómo evolucionar, como llevar  mi vestuario, cómo atender a mis clientes, cómo llevar el producto que distribuyo y desde que inicie, lo hice bien  compro 7 u 8 bolsas de harina a la semana, ya tengo  estipulado cuando debo distribuir a diario.

A  futuro espero tener un local más grandes y más empleados en una zona urbana, porque donde está en este momento  es una zona rural no muy accesible.  Lo  que me fortalece es la ruta, que ya la conocía, tengo cerca de 40 clientes fijos.

Una cosa de la que siente también orgullo es  haber enseñado a sus hermanas a hacer el pan, ellas ya  manejan cantidades de productos que se utiliza, eso me va a permitir a mí capacitarme más porque voy a tener más tiempo confiando en ellas que harán un buen trabajo.

Erick continua soñando y lo primero que ve es su panadería en Tepecoyo, una panadería que  evolucione y tenga productos nuevos; aunque para ello todavía hay limitaciones tiene todas la intenciones y deseo  de superarlas  para lograr  cumplir ese objetivo.